Polo Femenino

Polo femenino en las playas de Pinamar

María Bellande impulsó el polo femenino y es la primera mujer en un tradicional evento de las playas de Pinamar

María Bellande tiene 47 años y protagonizó el clásico Grand Slam Beach Polo que también disputó en Cariló. Finalizando el miércoles pasado en Valeria del Mar

Mientras el grupo de polistas esperaban por el comienzo del evento, María Bellande, a quien todos llaman “Mumy”, está en el centro de la escena. En el tradicional Grand Beach Beach Polo de Pinamar consiguió romper con la hegemonía masculina y convertirse en la primera presencia femenina en ser parte del tradicional evento.

La cancha se ubicó sobre la arena de la playa céntrica, ubicada en Avenida del Mar y Del Tiburón, frente a los miles de veraneantes. Un puñado de ellos se vio atraído por la oferta y fueron cerca de 1.000 personas las que colmaron los cuatro costados de un estadio improvisado en la arena.

“Desde los 11 juego polo y era muy difícil en aquella época. Actualmente tengo seis goles de handicap femenino”, explicó la mujer de 47 años. Y agregó: “El evento está buenísimo, atrae mucha gente y es muy divertido. Mi papá jugaba al polo, se retiró y no juega más, pero es un amante de este deporte. Seguí los pasos de él, me dedico a esto y es un orgullo”.

En 1999 ganó la Copa Comienzo junto a grupo de mujeres en el tercer Abierto de Polo Femenino que se jugaba en el país. Previo a ello, en el Club Hípico Militar San Jorge, acompañaba todos los fines de semana a su papá Jorge, quien le prestaba el equipo de juego para salir a la cancha.

“Los hombres decían: ‘viene a ver su papá y lo hace para pasar el tiempo’. Sin embargo era mucho más que agarrar un caballo y jugar al polo: siempre me di cuenta de que era lo que quería hacer y a lo que quería dedicarme. En el club empecé a hacerme notar. Y como en Estados Unidos ya estaba más desarrollado, me invitaron a jugar allá y ahí comencé”, indicó Bellande, quien se asume como la principal responsable de potenciar e incorporar en la agenda deportiva de la Asociación Argentina de Polo (AAP) la práctica femenina.

“En ese momento era pedirle prestado el caballo, las botas, los tacos y el casco para jugar. Hoy las mujeres tenemos nuestra organización, todo ha crecido enormemente y estamos organizadas al igual que cualquier jugador masculino de polo. Y las miradas entre los hombres desaparecieron.Hemos hecho un camino largo, en el cual se nota que las mujeres estamos en en un nivel deportivo igual que los hombres”, explicó la polista.

Y recordó: “Cuando empecé a las mujeres no las dejaban jugar mucho, sólo un torneo al año. Entonces empecé a competir con hombres. En la actualidad somos más de 450 mujeres jugando”.

En cuanto al clásico evento playero organizado por Stad, Bellande logró irrumpir en el formato tradicional, aunque el resto de las reglas se respetó a rajatabla: se utiliza una pelota más grande que la bocha y los equipos están formados por dos jugadores en lugar de cuatro. Además, los partidos duran apenas dos chukkers de 5 minutos cada uno. Además de Bellande, los polistas que participarán este verano son Juan Martín y Juan Cruz Gramajo, Marcos Panelo, Dylan Rossiter y Juan Cruz Losada.

Modalidad

Por las dificultades propias del terreno, el handicap de cada jugador se sube 1 gol. Hubo tres equipos que jugarán tres partidos cada día bajo el formato de competencia triangular. Es decir, todos contra todos. El ganador de cada fecha se llevó la Copa de Oro y 2 puntos, mientras que el equipo que quedó en segundo lugar levantó la Copa de Plata y sumó 1 punto. Al final del torneo, el equipo con la mayor cantidad de puntos se consagró campeón del Grand Slam.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close