Jugadores de PoloPolo

Polo en Gran Bretaña: del chárter polémico en plena pandemia al cambio de reglas y la primera final con acento argentino

Esta tarde se definirá el campeón del torneo Príncipe de Gales, tras las idas y vueltas para que en medio del coronavirus pueda jugarse la temporada del deporte que practica la realeza.

El calendario de campeonatos de polo en Gran Bretaña se vio afectado por la pandemia de Covid-19, que fue particularmente feroz en este territorio, con un servicio de salud (NHS) que no estaba preparado para enfrentar al coronavirus. La crisis fue in crescendo, porque los patrones no podían jugar por ser aficionados y los argentinos, con Adolfo Cambiaso a la cabeza, se quejaban porque no podían salir a las canchas de un deporte que deriva también en negocios como la venta de caballos y la clonación. Por eso para poder jugarse, el polo tuvo su “rebranding“: debió cambiar reglas y afinar su imagen para no chocar contra el clima de la opinión pública. Y este miércoles tendrá su primer campeón, porque se disputará la final del torneo Príncipe de Gales, con acento argentino.

Nuevas disposiciones y protocolos específicos generaron fastidio entre los jugadores argentinos, que habían llegaron en un chárter especialmente fletado por sus patrones a Gran Bretaña, con sus caballos a cuestas.
No pensaban en su momento que un deporte de elite en plena pandemia- y sus presiones para jugarlo- ponían en una posición imposible y delicada a la Hurlingham Polo Asocciation, el organismo rector del deporte de la realeza en Gran Bretaña.

Las presiones de los jugadores y de sus patrones, que no podían jugar porque carecían de hándicap suficiente pero financian el polo, generaron un serio problema de relaciones públicas al deporte y a la Familia Real, cuyos miembros lo juegan y hoy están en la primera línea de combate contra el virus.

La Hurlingham Polo Association debía lidiar con un corrosivo artículo publicado por The Daily Telegraph, que mencionaba al “polo en colisión con el gobierno” y sus planes para reiniciar el juego, además de las presiones de Cambiasso, 10 de hándicap y número 1 en el mundo, y los demás jugadores, que opinaban a través de los corresponsales de polo argentinos, porque estaban en Gran Bretaña y no podían jugar ni cumplir sus contratos.

Sin polo, evidentemente, el millonario negocio de la venta de caballos, que marcha paralelo a los campeonatos, se arruinaba para los jugadores y criadores de petisos de polo. Los clientes están allí.

Pero el Departamento de Cultura, Medios y Deporte (DCMS) británico aprobó que jugara un amateur por equipo en torneos de 8 o más goles de handicap. Todo sin público y con limitaciones de petiseros y de caballos, al tiempo que los participantes debieron someterse a tomas de temperatura y jugar con un tapabocas no tan grande.

Cambiaso jugó para Next Generation junto a su hijo Adolfo (“Poroto”) y el uruguayo David Stirling. Otros jugadores fueron Ignacio Toccalino (Monterosso Polo Team), Diego Cavanagh (Polo Stud Schockemöhle), Sebastián Merlos (Monterosso Vikings) y Nicolás Pieres (Scone Polo). Este miércoles, la final será entre Park Place (Facundo y Gonzalo Pieres Jr.) y Les Lions (Bartolomé Castagnola hijo y Alejandro Muzzio).

La palabra oficial

Oliver Hughes, vocero de la Hurlingham Polo Association, habló con Clarín.

Oliver Hughes, vocero de la Hurlingham Polo Association, habló con Clarín.

The Hurlingham Polo Association aceptó responder las preguntas de Clarín sobre este conflicto. Oliver Hughes, su vocero, respondió en un “joint venture” con su Chairman y los representantes del Guards Polo Club, donde se juegan los campeonatos. Todo un indicio de que el “imbroglio” de relaciones públicas para volver a jugar al polo y bajo qué condiciones es una cuestión seria en el reino.

Este fue el cruce de preguntas y respuestas entre Clarín y la HPA, desde Berskshire.

-¿Cuáles fueron los pasos que se dieron para comenzar a ver polo en Gran Bretaña y en qué condiciones?

-La Hurlingham Polo Association les permitió a los jugadores comenzar a prepararse a partir del 14 de mayo, siempre y cuando siguieran los procedimientos Covid-19. El consejo de Sport England declaró que “las instalaciones asociadas con los deportes al aire libre y las actividades físicas pueden reabrir, si los responsables de ellas se sienten listos para hacerlo y si pueden hacerlo de manera segura”. Después de haber introducido con éxito esta etapa, la HPA aprobó el entrenamiento sin contacto, con nuevas reglas que limitan el número de jugadores en el campo, sin dejar de cumplir con la política del gobierno.

-¿Cuáles son esas reglas y esos niveles?

-En el nivel 1, hasta los 5 goles de hándicap, puede verse actividad en un campo, en cualquier momento, sin contacto individual, palo de entrenamiento y pelota o en parejas. En el nivel 2, de hasta 7 de hándicap, puede verse en un campo, en cualquier momento para entrenamiento, sin contacto para jugadas de conjunto y combinadas.  En el nivel 3, hasta 7 de hándicap, en un campo y en cualquier momento para entrenamiento, podía darse un 3 contra 3 con cualquier contacto innecesario mantenido al mínimo. El nivel 4, hasta 10 de hándicap, se da en un campo, en cualquier momento, para entrenamiento de elite y juegos de práctica, con cualquier contacto innecesario mantenido al mínimo. Actualmente solo es elegible para equipos de 8 goles o más. Y el nivel 5, hasta 10 de hándicap, en un campo, en cualquier momento para partidos competitivos jugados según las reglas de HPA. También es elegible para equipos con 8 goles o más.

-¿Cómo se resolvió el problema del distanciamiento social?

-La HPA modificó sus reglas para limitar la cantidad de personal de polo en un club en cualquier momento e introdujo una gama de reglas obligatorias de salud e higiene. Cada club aprobado por la HPA debe designar a un funcionario C-19 del club para coordinar las responsabilidades para estas medidas obligatorias. Se han designado Covid Marshalls adicionales para apoyar el trabajo de los funcionarios C-19 del club.

-¿Qué decidió con respecto al público?

-Por el momento, el polo se juega a puertas cerradas, por lo que todas las casas club están cerradas y los miembros sociales (que no juegan) no tienen acceso a sus clubes. Hemos limitado la cantidad de personal de polo que puede asistir a un partido o sesión de entrenamiento.

"Poroto" y Adolfo Cambiaso (izquierda), junto a la Reina Elizabeth, tras coronarse en la Royal Windsor 2018. Foto Facebook @Guardspoloclub

“Poroto” y Adolfo Cambiaso (izquierda), junto a la Reina Elizabeth, tras coronarse en la Royal Windsor 2018. Foto Facebook @Guardspoloclub

-¿Por qué se puede jugar en Windsor Park?

-Guards Polo Club se encuentra en Windsor Great Park y, como miembro totalmente afiliado de la HPA, debe seguir las mismas reglas que cualquier otro club. Por lo tanto, la asistencia al polo está restringida solo a los jugadores y al personal esencial. La extensa membresía social del club no tiene acceso al club de polo, su Casa Club y/o tribunas o estacionamientos. Sin embargo, Windsor Great Park es un gran parque público y ha estado y está abierto todo el año para peatones y ciclistas.

-¿Cómo se resolvió el problema de los jugadores profesionales y patrones que pueden jugar?

-Tras consultar con el DCMS y nuestros asesores legales, la HPA concluyó que era apropiado continuar el polo de manera progresiva, sujeto a algunos cambios importantes. El polo de ocho goles y más continuará, según lo planeado. Cada equipo incluiye un mínimo de 3 jugadores profesionales o mayores de 16 años, junto con el jugador/manager del equipo.

El vuelo chárter con los argentinos y la reputación del polo

-¿Por qué los patrones alquilaron un vuelo con jugadores de polo argentinos, petiseros, veterinarios y sus familias en medio de una pandemia, cuando en Gran Bretaña no hubo clases por la emergencia sanitaria y la cuarentena?

-Esta es una pregunta para la Asociación Argentina de Polo, ya que organizaron el vuelo. Sin embargo, sí creo que las 122 personas en el vuelo fueron sometidas a pruebas de detección antes de abandonar América del Sur y tenían visas, pasaportes y boletos de regreso. Cabe señalar también que este vuelo se organizó originalmente cuando no había restricciones de viaje al Reino Unido.

-¿El polo había sido autorizado cuando llegaron los argentinos? ¿O fue una forma de presión?

-Solo puedo remitirla a mi primera respuesta: “La Asociación de Polo de Hurlingham permitió a los jugadores individuales comenzar a prepararse a sí mismos y a sus caballos a través del tacleo y pelotas, a partir del 14 de mayo”. Este ha sido un proceso continuo, que garantiza que todo lo que hace la HPA se ajusta en todo momento a la orientación del gobierno y garantiza la seguridad de todos los involucrados, en cualquier nivel de polo.

-¿Jugar polo hoy en las actuales condiciones sociales y de salud en Gran Bretaña afecta la reputación del polo mismo, su asociación y cuestiona su solidaridad con el Servicio Nacional de Salud (NHS) en una emergencia pandémica?

-Ha sido un proceso progresivo diseñado para garantizar que cualquier actividad no suponga una carga para el NHS, hasta que tenga la capacidad y los recursos para hacer frente a Covid-19, accidentes y emergencias. También agregaría que los clubes tomaron el consejo de sus propios servicios de ambulancia de luz azul y enfatizaron que jugar polo no dañaría de ninguna manera la capacidad del NHS para tratar con el Covid.

-¿Su asociación teme un daño de la reputación?

-Es vital que todos los miembros de HPA y todas las empresas de soporte sigan nuestra guía Covid-19. Al trabajar juntos, podemos entregar polo de manera segura y continuar apoyando a todos aquellos cuyos medios de vida dependen del juego: petiseros, comerciantes de comida, criadores, veterinarios, jardineros… El polo puede ser un deporte pequeño en el Reino Unido, pero golpea muy por encima su peso económico. Un extenso estudio, realizado en 2018 por Pricewaterhouse Coopers LLP informó que “el polo es un deporte que inyecta grandes cantidades de capital en la economía del Reino Unido y fomenta el gasto por parte de varios participantes del polo (incluidas las audiencias)”. También dejó expuesto: “El polo se suma enormemente a la economía del Reino Unido a través de su contribución económica. Dada la distribución regional de los clubes, si la industria del polo dejara de existir, sería la economía rural la que se vería afectada negativamente”.

-¿Crees que no todos los jugadores y patrocinadores entienden que la presión por la apertura del polo puede verse como que no apoyan el esfuerzo nacional en la recuperación de la crisis?

-Hay una amplia gama de puntos de vista sobre lo que el gobierno debería permitir y no permitir. Esto existe dentro de cada comunidad, educación, industria del entretenimiento, viajes nacionales e internacionales, casas de vacaciones, reuniones, carreras y todos los deportes. Hay un gran apoyo para el NHS, pero también hay mucho apoyo para todo lo que se pueda hacer para que las personas vuelvan a trabajar. Ciertamente hemos recibido comentarios positivos y aliento de la comunidad del polo y del público en general. La mayoría de los deportes ecuestres, incluidos los saltos, también se están abriendo en todos los niveles en el Reino Unido, nuevamente con un fuerte apoyo del público. Las carreras en Royal Ascot son un gran ejemplo de cómo el deporte se puede correr de manera segura y exitosa para todos los involucrados. Estamos unidos en un objetivo común de lograr que la comunidad ecuestre vuelva a estar abierta y activa.

El príncipe Felipe, jugando al polo en 1965.
Foto: AP

El príncipe Felipe, jugando al polo en 1965. Foto: AP

-¿Este conflicto puede afectar la imagen de la familia real y su vínculo con este deporte en medio de una pandemia?

-La Familia Real tiene un amplio apoyo dentro de la comunidad del polo y entre la población en general. Los miembros han sido entusiastas participantes en el deporte y continúan siendo grandes partidarios. Muchas organizaciones benéficas han tenido su apoyo y estoy seguro de que seguirá siendo así, ya que entienden el deporte y saben lo importante que espara la economía rural.

-Cuando juegan, ¿utilizan los servicios del NHS o los privados?

-Los clubes utilizan servicios de ambulancia privados que tienen que pagar por sí mismos o hay impacto en el NHS.

-Cuando tienen que hacer pruebas anti-Covid, ¿usan el NHS o laboratorios privados?

-Estos son proporcionados por laboratorios privados, pagados por el jugador individual o el club, si es miembro del personal.

Mirá también

Cómo nació la rivalidad entre La Dolfina y Ellerstina, los colosos que animan el clásico del polo mundial

-¿Cómo ha sido la relación del polo con el NHS a lo largo de su historia y en esta epidemia particular, cuando se lanzó un voluntario nacional?

-La relación entre el polo y el NHS siempre ha sido excelente. En el pasado, el deporte ha sido un importante recaudador de fondos para organizaciones benéficas médicas, como Macmillan Cancer Support, Alzheimer’s Society, Nicolls Spinal Injury Foundation y Demelza Children’s Hospice, por nombrar solo algunos. Actualmente, los clubes están hablando con sus equipos locales del NHS para averiguar cómo ayudarlos mejor y entregar lo que necesitan. Los capitanes de los equipos han donado personalmente a su NHS local y los clubes han instado a recaudar fondos. Un buen ejemplo es Guards Polo Club. La matrona del hospital local destacó los problemas que experimentaba una organización benéfica de abuso doméstico , debido a una demanda sin precedentes de sus servicios. El club recaudó 20.000 libras y continúa recaudando más dinero para ellos durante toda la temporada. Guards Polo Club también será anfitrión de un “Día del NHS”. el 2 de agosto, si los espectadores están permitidos para entonces. Esto permitirá que todo el personal local del NHS y sus familias disfruten de un día libre en el polo, como agradecimiento por todo lo que han hecho por nosotros.

-Los argentinos pueden participar en la Copa de Oro y la Copa Queens. ¿Pueden jugar con sus patrones o no?

-Estos torneos estarán cubiertos por nuestra decisión de Nivel 5 y se aplica a todos los jugadores de todas las nacionalidades. Al ser un deporte de contacto, el polo está condicionado por las normas sanitarias impuestas al distanciamiento social. La HPA ha creado una serie de nuevas reglas de higiene y ha introducido nuevas reglas en el juego. También está lanzando un curso obligatorio de aprendizaje electrónico online Covid-19, que estará disponible tanto en español como en inglés. Será obligatorio para todos los asistentes, jugadores, patrones, petiseros y oficiales de partidos.

Los negocios con los caballos

-¿Qué ha cambiado en el mundo del polo para adaptarse a esta pandemia?

-Es demasiado pronto para decirlo. Tenemos que ser muy flexibles este año, pero también es importante mantener el juego en cualquier formato posible y apropiado.

-¿Ha habido casos de Covid en los equipos que han venido a jugar este campeonato? ¿Cómo se las arreglaron?

-Somos conscientes de que varios jugadores han sido testeados junto con familiares y sus empleados y personas cercanas a ellos. Algunos han probado que tenían el virus, pero no tenemos conocimiento de que ningún jugador lo haya contraído.

-¿Cómo afecta este conflicto a los contratos millonarios pagados a los jugadores por los patrocinadores y al comercio de caballos que el polo genera en paralelo a estos campeonatos?

-El HPA es el órgano rector del deporte y su función es garantizar que el polo se juegue de manera segura, competitiva y justa. Hemos introducido varias reglas y regulaciones nuevas para garantizar la seguridad de todos los involucrados en el juego, en todos los niveles e ingresos. Los medios de vida de muchos aquí y en el extranjero dependen del juego y también tenemos el deber de salvaguardar esos medios de vida lo mejor que podamos.

Londres. Corresponsal.
Fuente Clarin

Etiquetas

Artículos Relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Revisar

Close
Close