Polo

El Caburé de Federico Virasoro ganó la VIII Copa Julio Novillo Astrada

Con gol de oro de Federico Virasoro, el Caburé obtuvo el triunfo.

El Caburé de Federico Virasoro superó a Alegría Millarville por 13 a 12 con gol de oro de Federico Virasoro en chukker suplementario y ganó la VIII Copa Julio Novillo Astrada, tras la final que se llevó a cabo en La Aguada Polo Club, en Open Door.

Luego de un primer chukker muy parejo, que finalizó 2 a 2, El Caburé tomó la delantera en el segundo para ponerse arriba 4 a 3. Pero en el tercer parcial, dos goles de Clemente Zavaleta mandaron a Alegría Millarville al frente del marcador por 5 a 4.

El Caburé logró empatar en el cuarto periodo, y a partir de ahí tomó el control del partido; al momento de irse al descanso, El Caburé estaba al frente por 10 a 7, ventaja que mantuvo durante el quinto chukker, aunque por la mínima, 11 a 10.

Fue entonces cuando Alegría salió a la cancha a jugar ese último capítulo decididos a dar vuelta el resultado. Y el trabajo ofensivo dio sus frutos, de la mano de la gran figura de ese último chukker, Clemente Zavaleta, autor de dos goles fundamentales, que le dieron a Alegría la ventaja por 12 a 11, cuando solo faltaba un minuto para finalizar el partido.

Pero como todo no se termina hasta que se termina; con apenas nueve segundos  para la campana final, una falta otorgada a El Caburé terminó en un penal de 60 yardas, que convirtió Agustín Merlos. 12 a 12, y a chukker suplementario.

Federico Virasoro le dio el triunfo a El Caburé

Al minuto de comenzar el tiempo extra, Federico Virasoro se llevó la bocha directo hacia los mimbres para marcar el gol que le dio a El Caburé la  Victoria por 13 a 12, para quedarse con la VIII Copa Julio Novillo Astrada.

Por su parte, y previo a la final, La Picaza se impuso a La Tapera por 12 a 7 y ganó la Copa Subsidiaria.

En la entrega de premios, Agustín Merlos, de El Caburé, fue consagrado MVP. El Premio Fair Play fue para Julian Mannix, de Millarville. En tanto, Oro Bruma, cría de Santiago Ballester y jugada por Juan Gris Zavaleta, recibió el premio Mejor Jugador Inscripto de la Asociación de Criadores de Caballos de Polo, y Espiga, de Agustin Merlos, cría de Tomás Uscher, obtuvo el premio River Slaney al Mejor Caballo de la final. Además, los cuatro integrantes del equipo ganador se llevaron cuatro relojes Reverso Squadra, de la mundialmente prestigiosa marca de relojería, Jaeger-LeCoultre.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Revisar

Close
Close