CaballosPetiseros

Como mejorar el entrenamiento del Caballo?

Como se mejora el entrenamiento del caballo de polo, para su desarrollo sano y evitar lesiones?

Empezando cada temporada es importante hacer un análisis de las anteriores y cuáles fueron los problemas más frecuentes de los caballos. Luego de muchos años de trabajo haciendo clínica de caballos de polo de jugadores profesionales y de jugadores vocacionales, desde 0 a 10 goles y analizar juntos como prevenir algunas lesiones provocadas, la mayoría de ellas, por mal manejo de los tiempos de entrenamiento, incluyendo algunos conceptos sobre la cuida, que son importantes.

Entrenar, es preparar a un atleta, en forma ordenada y regular para realizar alguna actividad física. Vamos a ponernos pautas concretas:

1- Que el caballo a entrenar esté físicamente sano, que tenga aptitud físicas sin defectos de aplomo importantes y con un pre-entrenamiento de 15 a 20 días.

2- Que contemos con una pista de vareo donde poder realizar ejercicio.

3- Que una vez realizado el mismo, el animal pueda descansar en boxes de buen tamaño, con buena alimentación.

4- Por último, que quién realice este trabajo de entrenamiento, lo haga con conocimiento, que sepa respetar los horarios de descanso, de trabajo y de alimentación.

Ejemplo de Entrenamiento del Caballo

Tomaremos como ejemplo un caballo de 7 años de edad, de un jugador de mediano handicap, con 3 temporadas, sin lesiones. Comienza la rutina a las 5:30 o 6:00 hs. Con una ración de avena de 4 kg., esta cantidad se modificará de acuerdo al tamaño y a la voluntad de alimentación de cada equino. Se lo deja comer durante 45 minutos a 1 hora, a las 6:30 hs. Se lo saca a varear durante 60 minutos con alterancia de tranco y trote, volviendo 7:30 hs. A la caballeriza. No conviene varear más de dos caballos a la par. Vueltos a la caballeriza permitan que completen su ración los que no lo han hecho, ya que no todos los animales comen a la misma velocidad. El resto de la mañana se utilizará para rutinas de mantenimiento.

Hay que evitar que los caballos permanezcan atados en un palenque o en el box, debe permitírseles que ellos manejen su descanso, entrompetados y sueltos en el mismo.

La rutina de la tarde es la que permite más variantes, se puede repetir tranco y trote o montar uno por uno todos los caballos, galoparlos alrededor de 10 minutos, dependiendo de cada caballo, pues cada uno tiene características diferentes de temperamento, de estado, de resistencia, de necesidad de corregir defectos, etc.

Los Caballos Campeones de la Exposición Rural 2019

Montarlos es importante pues le permite al pestisero evaluar el estado de entrenamiento del caballo. Sea cual sea la exigencia, el caballo bien entrenado debe recuperar su frecuencia respiratoria y cardíaca dentro de los 15 minutos de terminado el ejercicio. Finalizada la rutina vespertina, el caballo vuelve al box donde recibirá la ración de la tarde; de 4 Kg. de avena más una penca de pasto de aproximadamente 3 Kg. Siempre deberá tener agua a voluntad.

En esta ración se deberá agregar los suplementos alimenticios, como sales minerales, complejos vitamínicos o tratamientos medicamentosos. En el caso de caballos con lesiones, conviene que hagan un training diferente, que no sean sometidos a esfuerzos intensos y que empiecen su trabajo estando delgados ya que es importante que logren estado a medida que intensifican el ejercicio.

¿Qué consecuencias puede traer la falta de equilibrio del trabajo?

Cómo consecuencia de la falta de regularidad o equilibrio entre el trabajo y la alimentación se produce la envaradura o Hemoglobinuria o Subhemoglobinuria según la importancia de la lesión.

Esta es una enfermedad producto de un desorden en el metabolismo de los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono se encuentran en importante cantidad en los granos. El caballo con buena dieta de avena o maíz, acumula en las masas musculares gran cantidad de ellos, como glucógeno muscular, el cual es utilizado como combustible en el ejercicio. Durante el trabajo diario consume este glucógeno y elimina ácido láctico, como producto de la combustión o metabolismo del músculo. Cuando por algún motivo como: día de descanso posterior a un partido, lluvia, franco del petisero o alguna lesión que le impida trabajar, se deja el animal entre 18 y 24 Hs. En reposo en el box y se le suministra la misma ración alta en hidratos de carbono, se desata en el 1º trabajo posterior al reposo la crisis metabólica, la que se expresa con endurecimiento al caminar y rigidez muscular en las patas, temblores, sudoración, dolor muscular, que, de no advertirse y realizar el entrenamiento indicado, bajos las distintas formas de entrenamiento, pueden terminar en la caída y posterior muerte del animal.

Cómo se fabrica el mejor caballo de polo que vale como un auto de lujo

La liberación brusca de ácido láctico, daña las fibras musculares, con ruptura de las mismas y posteriores cicatrices que se manifiestan en los caballos, como grupas planas, fibrosas, con dolores en la presión.

La manera de evitar esta patología es «No suministrando» grano a los caballos que por alguno de los motivos antes mencionados, no salgan a trabajar. Como preventivo es muy útil agregar una cucharada sopera de bicarbonato de sodio en el agua o en la ración y realizar el primer trabajo posterior a ese día de reposo, en forma suave y lenta, sobre suelos firmes, evitando los suelos pesados que obliguen a un mayor esfuerzo en el ejercicio.

Hay caballos con más predisposición a este desequilibrio que otros, pues luego de producido un primer ataque, quedan sensibilizados y ante el menor descuido desatan otra crisis metabólica.

En la clínica diaria, me ha dado muy buen resultado suplementar a estos equinos con una formulación de Aminoácidos, que evitan el desorden metabólico. Estos son: Glicina, Carnitina, Lisina, Betania y Vitamina B 12 los que se encuentran formulados en varios productos de uso veterinario. Estos aminoácidos corrigen los desórdenes metabólicos y evitan la Hemoglobinuria y los trastornos musculares que quedan como consecuencia de estos ataques.

A otra lesión que me gustaría referirme porque he notado un importante aumento de su incidencia en la Subluxación Sacroilíaca.

Definamos a esta lesión como la pérdida de simetría entre las dos tuberosidades sacras del hueso coxal en su articulación con el sacro.

Esta pérdida de simetría puede ser de mayor o menor importancia. La manifestación externa de diferencia de altura, es producto del desplazamiento del hueso sacro en su articulación con el coxal, producto de un esfuerzo o de un traumatismo severo. Cuanto más importante es el desplazamiento, más grave la lesión y más importante la secuela. Si el desplazamiento es pequeño (1 o 2 Cm.) se produce una ligera inflamación en el lugar, que se manifiesta con solo a la palpación, presión y una leve renguera en frío, se niegan a cambiar de pata trabajando. Cuando más grave la lesión y más severo el desplazamiento, los síntomas son más notables pudiendo llegar a claudicaciones de 2º o 3º grado. Normalmente estas patologías se curan con antinflamatorios y neurolíticos, ya que al retirar el dolor la atrofia muscular producida por la posición antálgica, es menor.

Caballos de Polo

¿Cómo se previene esta lesión?

1- Evitando realizar exigencias severas a un equino antes de los cuatro años, ya que recién a esta edad el ligamento que estabiliza esta articulación comienza a osificarse.

2- No herrar con herraduras con tacos grandes a caballos antes de esta edad.

3- Realizar ejercicios de calentamiento a los animales antes de someterlos a ejercicios violentos y que éstos últimos no duren más de 5 minutos, pues luego de este período en los animales jóvenes, se produce el agotamiento de los músculos de la grupa.

4- Trabajar sobre pisos parejos y empastados.

Los caballos sanos, bien musculados, con buen grado de entrenamiento, padecen menos esta lesión.

Sinovitis Articulares o Sinovitis Tendinosas: son éstas deformaciones que Uds. Conocen con el nombre de vejigas, siempre coinciden con alguna articulación o vaina de algún tendón, las más comunes son las del nudo. Para que podamos comprender mejor esta lesión, vamos a ver cómo está compuesta una articulación simple.

Son dos huesos, los cartílagos articulares, cápsula articular, ligamentos y líquido sinovial (o sinovia).

¿Cuál de estos cuatro tejidos sufre más en una articulación?

Depende mucho de a cuál articulación del nudo y yo creo que, el cartílago articular y la cápsula son los que sufren más el mal manejo del training.

La capa interna de la cápsula es la encargada de producir líquido sinovial, éste tiene por función 1) lubricar las superficies; 2) Capacidad constante de soportar una carga; 3) Buena conductibilidad del calor y elasticidad y; 4) capacidad de semisolidificarse instantáneamente ante un impacto, lo cual impide escaparse de las superficies articulares.

Si estamos ante un traumatismo se inflama la membrana sinovial, con aumento de la producción de líquido deficitario en ácido hioluronico, y a veces con derrame de suero y sangre, lo que cambia o altera la viscocidad de la sinovia.

La artritis que yo observo más comúnmente en el caballo de polo por trastornos de training son las artritis serosas, que cursan con aumento de la producción de líquido sinovial y que pueden o no estar acompañadas de esfuerzos de los ligamentos colaterales. Se nota un aumento de la presión intracapsular y deformaciones.

El trabajo de un petisero, el peón de cuadrilla

Si uno saca líquido de la articulación, éste presenta aspecto normal, pero si el proceso inflamatorio persiste, comienza a lesionarse el cartílago.

Estas artritis son resultado: 1) de los efectos traumáticos que provocan los malos aplomos sobre determinadas articulaciones y 2) las malas cuidad, pues estas llevan a un pobre descanso del caballo ya que el equino al echarse pone a su vez en reposo todas sus articulaciones, permitiendo buena oxigenación de los tejidos que componen la articulación y eliminando de ellos la presión que soportarían al estar en pie. Estas artritis serosas son el primer estadio. Si evolucionan lentamente se transforman en las articulaciones con vejigas que Uds. conocen bien. Estas no producen dolor, son frías cuando son crónicas, desaparecen parcialmente luego del trabajo volviendo a hacerse notorias después de 2 o 3 horas de reposo. La 3º posibilidad y la más grave es cuando se comprometen los otros tejidos, por ejemplo: el cartílago articular, con presencia de dolor y claudicación.

Entrenamiento del Caballo de Polo
Entrenamiento del Caballo de Polo

¿Se pueden evitar estas lesiones?

Por supuesto que sí. Aunque resulte cansador y reiterativo, insisto en sostener que el 50 % de las lesiones de equino de polo, se producen por mal manejo del entrenamiento y del descanso, por falta de observación diaria del caballo al salir y al volver del vareo.

Normalmente los tejidos «avisan» antes de lesionarse ya sea inflamándose, aumentando su temperatura en el lugar de la lesión, descansando el miembro afectado más de la cuenta o no queriendo emplearse en el trabajo, en fin, de muchas maneras diferentes. Uds. van a notar que con unos buenos métodos de entrenamiento y una cuida ordenada, el porcentaje de patologías disminuirán considerablemente.

Para las artritis en particular, el mejor tratamiento es el reposo, los animales jóvenes requieren más que los adultos, el recambios de ácido hialurónico les va a dar buen resultado, los vendajes con pomadas o geles antinflamatorios son de utilidad si son acompañados de un buen masaje, el frío es útil en las primeras 24 hs. luego es contraproducente. Pasadas las primeras 24 hs. es preferible el calor o el ultrasonido, en fin, esto lo dejo en manos de vuestros veterinarios particulares, los cuales bien aconsejarán.

Fuente: Asociación Argentina de Criadores de Caballo de Polo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close